Páginas

REPATRIACIÓN DE CAPITALES

jueves, 12 de noviembre de 2015


Entre las medidas que propuso la Secretaría de Hacienda en el paquete económico de 2016 está un programa de repatriación de capitales que dista  mucho del exitoso programa de timbre fiscal, que se aplicó en otras administraciones y que “premiaba” la repatriación de capitales con descuentos en pagos del ISR y conservando el anonimato.

La repatriación que proponen tiene como único estímulo el no cobrar multas y recargos a quienes hayan sacado su dinero del país y lo regresen a México desde luego sólo a través de intermediarios financieros. Tendrán así que pagar una tasa de ISR de 35% porque seguramente estamos hablando de inversionistas de altos ingresos.


Evidentemente también perderán el anonimato regresen o no sus capitales porque México firmó con el gobierno de Estados Unidos el Foreign Account Tax Compliant Act (FACTA), y ya se inició el intercambio de información sobre las cuentas de personas fiscas y empresas mexicanas en Estados Unidos y las estadunidenses en México.

Todos los bancos e intermediarios financieros mexicanos entregaron ya la información sobre las cuentas de empresas y personas físicas estadunidenses en México y aunque en Estados Unidos algunos bancos han impugnado el FACTA, deberán entregar la información al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (IRS), y el SAT tendrá la información de todos los mexicanos que en el ejercicio de 2014 hayan recibido más de 10 dólares por concepto de intereses.

Aristóteles Núñez, el jefe del SAT, ha insistido en que no es delito sacar dinero de México, pero sí es delito fiscal no reportar al SAT los ingresos por concepto de dividendos o rentas en el extranjero.

El SAT y el IRS se comprometen a que se respetará el secreto bancario porque la información estará encriptada, pero evidentemente existe una gran preocupación por parte de muchos inversionistas que no han cumplido con su obligación de reportar al SAT sus ingresos por inversiones en Estados Unidos.

Se prevé que habrá muchos mexicanos que saquen su dinero de Estados Unidos para llevarlo a países que aún se consideran paraísos fiscales y que están fuera de la órbita del FACTA, pero cada vez son más los gobiernos que participan junto con la OCDE en los programas de combate al lavado de dinero, la evasión fiscal y el intercambio de información sobre inversiones.

Las personas físicas y morales residentes en México y las residentes en el extranjero con Establecimiento Permanente en el país que hayan obtenido ingresos provenientes de inversiones directas e indirectas, que hayan mantenido en el extranjero hasta el 31 de diciembre de 2014, podrán optar por pagar el impuesto a que están obligados de acuerdo a lo previsto en la Ley del Impuesto sobre la Renta. Solamente quedarán comprendidos dentro del beneficio los ingresos y las inversiones mantenidas en el extranjero que se retornen al país, siempre que cumplan, entre otros requisitos con lo siguiente:

  1. Los ingresos derivados de inversiones mantenidas en el extranjero por los que se podrá ejercer la opción los términos de la LISR, a excepción de aquéllos que correspondan a conceptos que hayan sido deducidos por un residente en territorio nacional o un residente en el extranjero con establecimiento permanente en el país.
  2. Se pague el ISR dentro de los 15 días siguientes a la fecha de retorno, sin actualización.
  3. No pagarán las multas y recargos y podrán efectuar el acreditamiento del ISR pagado en el extranjero.
  4. Cuando las inversiones constituyan conceptos por los que se debió haber pagado el ISR se compruebe el pago correspondiente.
  5. El retorno de las inversiones y de los ingresos deberá ser en un plazo no mayor a seis meses contados a partir del 1 de enero de 2016 y se inviertan durante 2016 en bienes de activo fijo sin que se puedan enajenar en un periodo de tres años contados a partir de la fecha de su adquisición; en investigación y desarrollo; y para el pago de pasivos que hayan contraído con partes independientes. El retorno se debe realizar a través de operaciones realizadas en instituciones de crédito o casas de bolsa del país
  6. No se les hubiera iniciado facultades de comprobación o bien que no hayan interpuesto un medio de defensa, excepto si se desisten, por los ingresos e inversiones repatriados.
  7. Tendrán por cumplidas las obligaciones formales por los citados ingresos.
  8. Deberán calcular la utilidad fiscal que corresponda al monto total de los recursos repatriados, la cual se disminuirá con el ISR pagado. El resultado obtenido se adicionará al saldo de la CUFIN.
  9. Dicha utilidad se considerará para determinar la PTU
  10. Los recursos que se retornen a territorio nacional no se considerarán para los efectos de la discrepancia fiscal de las personas físicas (erogaciones superiores a los ingresos declarados en el ejercicio en que se retornen).

Cuando el retorno de los recursos se realice a través de operaciones realizadas entre instituciones de crédito o casas de bolsa del país y del extranjero, deberá de coincidir el remitente con el beneficiario de los recursos o cuando estos sean partes relacionadas en términos de la legislación fiscal del país.

El requisito de que a los contribuyentes no se les hubiera iniciado facultades de comprobación debe ser antes de la fecha en que se retornen al país los recursos provenientes del extranjero.

Por otra parte, la repatriación de capitales que nos ocupa, no será aplicable cuando se trate de ingresos producto de una actividad ilícita o cuando puedan ser utilizados para este tipo de actividades, para lo cual se entiende por ingreso producto de una actividad ilícita lo señalado en el Código Penal Federal; y que las reglas de carácter general que al efecto emita el SAT para la debida y correcta aplicación de esta disposición, incluirán aquellas para prevenir que los recursos provengan o puedan ser utilizados para actividades ilícitas.

Fuentes de la Información:




No hay comentarios.:

Publicar un comentario